¿Quiénes hacen los vídeos? (de “los marketeros” y algún otro afortunado)

Sabemos que, en general,  hay una necesidad real de hacer videos, más y más vídeos, pero cuando algún actor dentro de una corporación se aventura a hacerlos ¿qué opciones tiene? ¿A quién puede recurrir? 

Hay 4 “actores” principales a los que puede encargar la tarea:

  • Freelancers
  • Los intrépidos con sus herramientas DIY
  • Las agencias de publicidad
  • Casas productoras o estudios de animación

Freelancers

Talento puro con experticia focalizada, los freelances suelen darle servicio a los Estudios y gustosamente atenderán a los clientes directos que los llamen. Su presupuesto será imbatible al lado de las Agencias y Estudios, pero la calidad de su trabajo será inconsistente y la atención al cliente será, en el mejor de los casos, terrorífica.

En Biota amamos a nuestros freelances, pero sabemos de las complejidades y retos que representan a la hora de trabajar juntos.

Por el riesgo que representan las grandes corporaciones no se permiten trabajar con Freelancers sino con otras compañías establecidas.

Herramientas DIY (hazlo tu mismo)

Por supuesto que hay intrépidos que se lanzan a hacer sus vídeos usando las herramientas DIY que saturaron el mercado desde hace algunos años, pero, deben aceptarlo, sus vídeos pueden ser muy largos y aburridos… aunque estoy seguro que hay videógrafos innatos trabajando en finanzas que pueden sacarle provecho a esas herramientas, la gran mayoría fallan en sus propósitos luego de invertir su valioso tiempo en una actividad alejada de su foco.

Las herramientas DIY son muy muy baratas si no tomas en cuenta el tiempo que roban a quien las usa. La calidad de sus resultados casi siempre es mala, poco adaptable a los lineamientos corporativos (aunque toooodas digan que se adaptan en sus vídeos de ventas) y sus resultados terminan siendo no exclusivos.

Agencias de publicidad

Son las que históricamente se han encargado de los contenidos para “los marketeros”. Desarrollan estrategias y usualmente tercerizan la realización de los vídeos. Por ello tienen un alto costo, por un producto de muy buena calidad y con un servicio excelente.

Una agencia puede hacer el trabajo, pero como está hecha para servir todos requerimientos de los departamentos estrellas de mercadeo y ventas de las compañías, falla en ajustarse a los requerimientos más sencillos del jefe de R&D de una compañía de productos de tocador. Entonces resultan costosos para los departamentos de segunda línea.

Productoras o estudios de animación

Las casas productoras o estudios de animación son los que usualmente atienden las necesidades de las agencias de publicidad y ejecutan los videos. Pero hay muchas que están preparadas para atender las necesidades de los clientes (compañías y sus departamentos de marketing) y que tienen una mayor capacidad de ajustarse a los presupuestos y necesidades de los clientes “no marketeros”.

Aunque menos costosos que las Agencias, los Estudios pueden ser costosos para los departamentos que cuentan con 0,0 USD. Tienen una calidad garantizada con una atención extraordinaria.


Aquí un pequeño gráfico explicativo:

Yo creo firmemente que si los realizadores de vídeos, y en particular las compañías de animación, logramos hacer que nuestras animaciones sean más económicas y si hacemos más amigable el flujo de trabajo lograremos que los “no marketeros” hagan vídeos regularmente.

Ese es el reto que nos propusimos en Biota.

Reinaldo A. Mendoza
Director general

Leave a Reply

Your email address will not be published.