Vídeo nuestro de cada día

Para nadie es una revelación el poder que los contenidos audiovisuales han logrado alcanzar en los últimos años y la creciente tendencia que pareciera no parar. 

Redes Sociales, plataformas online, apps, e-mailings, vlogings, son los espacios en los que cada día nos exponemos a este tipo de contenido, de manera tan natural que ya no podemos  imaginar la vida sin pulsar un play o esperar una auto reproducción.

Hablamos de su consumo no solo en lo que refiere a entretenimiento sino que esto ha permeado a instancias corporativas como recursos altamente efectivos para comunicar ideas, productos, servicios, políticas internas, capacitaciones, y muchísimo más.  Porque no solo sabemos que los vídeos funcionan sino que comunican mejor que otros recursos.

El vídeo marketing sigue conquistando

Las corporaciones han entendido muy bien el alcance que puede tener un vídeo y no por azar han convertido a este formato en la principal herramienta de difusión en sus estrategias de contenido.

Descubrieron en ellos un método seguro para atraer la atención y conectar de manera rápida y efectiva con sus audiencias. Unas audiencias que demandan historias fáciles de consumir, de digerir, de compartir.

Los videos son una herramienta perfecta para conseguir un mayor engagement, no solo de cara a la comunicaciones externas sino también a las internas. Y es que un usuario se involucrará más con una marca, un tema, un proceso, cuando le hablen con un contenido interesante, rápido e incluso personalizado.

Si a estas ventajas le añadimos que además los vídeos muestran un alto retorno de inversión, entenderemos por qué el 87%* de las corporaciones apuestan a ellos como parte de sus estrategias de comunicación.

Los vídeos ya no son una opción para la empresas

En una era de redes e interconexiones y usuarios multicanal, hay que librar la batalla para sobresalir. En la medida en que el contenido conecte, emocione y haga vivir experiencias que generen valor, mayor será la interacción con nuestra marca. Lo que se traduce en los anhelados incrementos: de awareness, loyalty, intención y decisión de compra,  tráfico, conversiones, tasas de CTR y pare de contar.

La contribución del vídeo en estos resultados es una verdad poderosa que muchos certifican. Han dejado de ser una alternativa para convertirse en una prioridad.

Lisset Petoia
Productora ejecutiva

Leave a Reply

Your email address will not be published.